DE CAMINO AL PUEBLO

Estoy en la puerta lateral del coche mientras se escucha una conversación cada vez más lejana en la cabeza, miras por la ventana, al fondo se difumina las casas borrosas de esta meseta, coges la cámara y te dejas llevar, mientras vas dirección al pueblo y los recuerdos se agolpan en la cabeza, es todo tan familiar, tan coloquial, tan mío, tan propio de mi vivencias del pasado; el silencio, la calma, la plenitud, los paisajes de mi infancia, el tiempo que pasa tan lento, es pasar por Segovia y mis ojos se agrandan ante la belleza que respira la ciudad, indescriptible e indefinible…de camino al pueblo observamos algunos cambios, pero la esencia permanece impertérrita, allí el tiempo no pasa igual de rápido, es envejecer en calma. 

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/15